Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Turismo y Animales

Falsos centros de rescate

Muchos centros de cautividad existen bajo los engañosos nombres de refugios u orfanatos, jugando así con la sensibilidad de las personas. Sin embargo, la mayoría no son más que otro negocio de explotación animal. Un centro de recuperación real y cuidadosamente gestionado, no reproduciría a sus animales, ni comerciaría con ellos, no los entrenaría para llevar a cabo espectáculos, ni permitiría el contacto con los visitantes. El duro y delicado trabajo de los verdaderos santuarios se centra en ofrecer a los animales los más altos niveles de cuidados, libres de cualquier tipo de explotación.

Por lo tanto, no debería apoyarse el mantenimiento de los animales en cautividad, a menos que sea en su propio beneficio, como por ejemplo, en el caso de individuos que han sido rescatados de unas condiciones de cautividad inaceptables y no pueden ser reintroducidos en su hábitat natural.

El contacto físico con un animal salvaje puede representar una «oportunidad fotográfica» para los turistas, pero es denigrante y perjudicial para el individuo y no fomenta entre las personas ni el respeto ni la empatía hacia las demás especies.

En un centro de rescate real el bienestar de los animales, y no el beneficio económico, siempre será la prioridad absoluta.

Algunos santuarios reales de animales permiten un acceso controlado a los turistas, y, en línea general, para reconocerlos de los centros de explotación animal los viajeros deberán asegurarse que cumplan con los siguientes requisitos:

  • Tienen todos los permisos requeridos para su legalidad
  • No compran ni venden animales.
  • No capturan animales de la naturaleza
  • Sólo aceptan animales de decomisos, cesiones o de rescates
  • Mantienen registros del origen, reubicación y muerte de todos sus animales
  • No realizan investigación intrusiva o invasiva con sus animales
  • Sus animales sólo abandonarán el centro en caso de reintroducción o reubicación a un lugar de igual o mejores condiciones
  • Tienen una política de no reproducción e implementan métodos de control de cría adecuados. Sólo crían en caso de estar implicados en proyectos auténticos y científicos de reintroducción
  • No explotan comercialmente a los animales, no realizan espectáculos con ellos ni los utilizan para fotografías.
  • No permiten el acceso libre de los visitantes sin guía
  • No permiten el contacto físico entre los animales y los visitantes. Sólo dejan observar a los animales desde una distancia segura y de manera que no moleste o estrese a los animales.
  • El contacto físico entre cuidadores y animales se realiza sólo cuando sea necesario con finalidades de manejo y veterinarias
  • Todos los animales se mantienen en entornos limpios, confortables, enriquecidos, apropiados para su especie y lo más parecidos posible a su hábitat natural
  • El bienestar de los animales es supervisado activamente por veterinarios
  • Ofrecen abundante información sobre los problemas de los animales y su estado de conservación

Aunque no todos los santuarios se encuentran en estos listados, las siguientes federaciones y alianzas representan una buena referencia para encontrar centros de rescates reales: Global Federation of Animal Sanctuaries; European Alliance of Rescue Centres and Sanctuaries; Pan African Sanctuary Alliance.

En las siguientes secciones de nuestra web es posible leer más sobre falsos centros de rescate de elefantesfalsos centros de rescate de felinos

Política de cookies