Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

castellano english
Facebook Facebook
Turismo Responsable
Menu

Turismo y Animales Falsos centros de rescate

Falsos centros de rescate

Muchos centros de cautividad existen bajo engañosos nombres como refugios u orfanatos jugando con la sensibilidad de las personas. Sin embargo, muchos no son más que otro negocio de explotación de animales. Un centro de recuperación real y cuidadosamente gestionado no reproduciría a sus animales, ni comerciaría con ellos, no los entrenaría para llevar a cabo espectáculos, ni permitiría en contacto entre los visitantes y ellos. El duro y delicado trabajo de estos centros se centra en ofrecer a los animales los más altos niveles de cuidados, libres de cualquier tipo de explotación.

No debería apoyarse el mantenimiento de los animales en cautividad, a menos que sea en su propio beneficio, como por ejemplo, en los casos en que han sido rescatados de unas condiciones de cautividad inaceptables y son incapaces de regresar a su hábitat natural. Está claro que criar animales para encerrarlos en zoológicos o para enviarlos a colecciones privadas o “santuarios” no cumple con este requisito.

El contacto físico entre turistas y animales puede proporcionar una «oportunidad fotográfica» única, pero es denigrante para los animales y no fomenta entre los turistas ni respeto ni compasión. De igual modo, encadenar a los bebés para que se les pueda alimentar delante de una multitud tampoco es la situación ideal.

En cualquier caso el bienestar de los animales será la prioridad absoluta de un centro de rescate real. Muchas de las decisiones que se toman en los falsos santuarios parecen haber sido tomadas por el beneficio económico obtenido de los turistas. Animamos a los turistas a que no visiten estas instalaciones ni apoyen sus prácticas hasta que éstas no sean adecuadas a su autoproclamado status de santuario.

A pesar de que muchos santuarios de animales reales permiten cierto acceso a los turistas, siempre es difícil establecer un equilibrio entre las decisiones que se toman en beneficio de los animales y aquéllas en beneficio de los turistas. Si estos establecimientos pretenden justificar su existencia definiéndose como santuarios, debería juzgárseles de acuerdo con los estándares más exigentes.

Así pues, un santuario (o centro de rescate) real debe ser un lugar que rescate y ofrezca refugio, seguridad y cuidados de calidad a animales que han sido heridos, abandonados, hayan quedado huérfanos, hayan sido rescatados del tráfico ilegal, de situaciones de maltrato o de condiciones inapropiadas o que necesiten ayuda por cualquier otro motivo. Estos centros generalmente cumplirán con los siguientes requisitos:

  • Tendrán todos los permisos requeridos para su legalidad.
  • No comprarán ni venderán animales.
  • No capturará animales de la naturaleza (ni para exhibició, educación o investigación)
  • Sólo aceptarán animales de decomisos, cesiones o de rescates
  • Mantendrá registros del orígen de todos sus animales y de sus reubicaciones o muertes.
  • No realizarán investigación intrusiva o invasiva con sus animales
  • Los animales sólo abandonarán el centro en caso de reintroducción o reubicación a un lugar de igual o mejores condiciones y sólo si esta reubicación es en el interés del animal
  • Estos centros tendrán una política de no reproducción e implementarán métodos de control de cría adecuados. Sólo criarán en caso de estar implicados en proyectos auténticos y científicos de reintroducción.
  • No se explotarán comercialmente a los animales, no se realizarán espectáculos con ellos ni se utilizarán para fotografías.
  • No se permitirá el acceso libre de los visitantes sin guía.
  • No se permitirá el contacto físico entre los animales y los visitantes. Sólo se permitirá observar a los animales desde una distancia segura y de manera que no moleste o estrese a los animales.
  • El contacto físico entre cuidadores y animales se realizará tan sólo cuando sea necesario con finalidades de manejo y veterinarias
  • Todos los animales se mantendrán en entornos limpios, comfortables, enriquecidos, apropiados para su especie y lo más parecidos posible a su entorno natural.
  • El bienestar de los animales del centro será supervisado activamente por veterinarios
  • Ofrecerán abundante información sobre los problemas de los animales, sus  estado de conservación

Aunque no todos los santuarios reales están en estos listados, una buena referencia para estos centros es formar parte de iniciativas como la Global Federation of Animal Sanctuaries , la European Alliance of Rescue Centres and Sanctuaries o el Pan African Sanctuary Alliance.

Más acerca de falsos centros de rescate de elefantes aquí: http://turismo-responsable.com/s33

Más acerca de falsos centros de rescate de felinos aquí: http://turismo-responsable.com/s36

↑ Subir

Turismo Responsable - Fundación Faada

Inscrita en el Registro de Fundaciones del Ministerio de Medio Ambiente y Medio rural y marino con el número 1/2004.
La Fundación FAADA, para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales es una entidad sin ánimo de lucro para la protección de los animales.

Telf. 93 463 96 70 - turismo@faada.org
Turismo Responsable en Facebook El Canal de FAADA en Youtube FAADA en Twitter FAADA en Flickr

Política de cookies