Cómo saber si hay maltrato animal en el lugar al que viajo

Cuando viajamos con el sombrero de turista responsable muchas veces nos preguntamos si todos esos lugares que nos parecen mágicos nos dejarán un mal sabor de boca al descubrir que no eran lo que pensábamos. Desde las zonas que creíamos vírgenes y hay alguien vendiendo una foto con un animal salvaje en brazos, hasta los centros que creíamos que rescataban animales, pero realmente los usan como espectáculo.

A veces los signos de maltrato y explotación animal no están muy claros hasta que no llegamos al destino. Por todo esto vale la pena investigar un poco antes de decidirnos. Para descartar opciones, a pesar de que nunca podremos tendremos la seguridad al cien por cien de no encontrar alguna experiencia desagradable, podemos seguir estos consejos:

  1. Visita nuestra web

Puedes filtrar tu búsqueda por países y así sabrás que actividades comunes no son recomendables. Ahí también encontrarás información sobre las organizaciones locales que trabajan a favor de los animales y podrás visitar sus páginas para hacerte una idea.

Otra opción es consultar los centros recomendados si te interesa ir a visitar y ayudar a los animales de la zona.

Si tienes dudas, busca en nuestro blog en nombre del lugar al que planeas ir. Tal vez escribimos algo que te pueda interesar.

  1. Busca en la web oficial del sitio

Generalmente puedes encontrar una galería de fotos que ya te puede dar pistas si empiezas a ver personas tocando o llevando en brazos animales salvajes. Vale la pena también consultar las “experiencias” que ofrecen, poniendo atención cuando hablen de centros de rescate, santuarios, orfanatos de animales, etc. Recuerda que hay muchos centros falsos que se hacen pasar por lugares donde salvan animales y realmente existen únicamente para lucrarse. Si vas a ver elefantes recuerda consultar lo que diferencia un falso santuario de un verdadero centro de rescate.

  1. Investiga en las redes sociales

Buscando el nombre del lugar en las redes podrás obtener mucha información que no aparece en su web. Además de las críticas sobre el sitio, podrás encontrarás fotos y vídeos que te mostrarán claramente si en ese lugar se han maltratado a los animales.  Si aparecen fotos de personas abrazando animales salvajes, con cachorros de estos animales, montando en elefante, alimentando sin problemas a cualquier tipo de animal, tocándolos o aparecen animales salvajes en un medio que no es el suyo (de manera natural no hay leones, elefantes, ni tigres en las piscinas), puedes hacerte a la idea de que ese lugar piensa en el negocio y los animales se usan como un medio para conseguir turistas felices que paguen por hacerse fotos.

  1. Echa un ojo a las peores críticas en webs como Tripadvisor o semejantes

Las críticas pueden ser por cualquier motivo y, paradójicamente, hay centros en los que se maltrata a los animales que aparecen con muy buenas críticas en estas webs y apenas dos o tres comentarios sobre la situación de los animales. Por lo tanto, es mejor no tener en cuenta la cantidad de comentarios buenos o malos, sino qué es lo que dicen los malos (y algunos “buenos” que han pasado “el mejor día de su vida montando en elefante”). Fíjate si hablan de animales, qué cuentan sobre ellos y tendrás una pista. Si algunos usuarios, aunque sean pocos, hablan del mal estado de los animales, lo mejor es investigar las redes sociales para comprobarlo.

  1. Consúltanos si tienes dudas sobre un lugar en concreto

Pero recuerda: En muchos casos no podemos viajar ahí, así que el mejor consejo es el que tú nos puedes dar a nosotros. Tu experiencia siempre será bienvenida.  ¡Si encuentras un lugar en el has visto señales de maltrato animal, avísanos!

Recuerda nuestros consejos para practicar el turismo responsable allá donde vayas.

04/09/2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *