Turista herida en el Tiger Temple de Tailandia

Isabelle momentos antes del ataque

Isabelle momentos antes del ataque

Muchas veces a través de este blog hemos hablado de los peligros que conlleva interactuar con animales salvajes, en particular en los “pseudo-centros de rescates” como el Tiger Temple de Tailandia.

Y es de hace tan solo unos días la noticia que otra turista ha resultado herida – y ha puesto en grave peligro su vida – en este lugar.

Isabelle Brennan, una estudiante de Londres de 19 años, estaba disfrutando de sus soñadas vacaciones en Tailandia y decidió visitar el templo de los monjes budistas. Según ella misma afirma, durante su visita siguió todas las reglas del santuario, como no llevar ropa de colores chillones y que podría excitar a los tigres, no tocar los animales en la cabeza y quitarse todas las joyas. Los monjes además explicaron a la chica y a sus acompañantes que no tenían nada que temer ya que todos los tigres estaban acostumbrados a las personas, eran animales completamente domesticados y que nunca nadie había resultado herido de manera grave en el templo.

Pero mientras que Isabelle estaba acariciando a uno de los tigres, éste  la atacó dejándole cicatrices que – según la han informado los médicos – nunca se irán.

Isabelle en el Hospital

Isabelle en el Hospital

“Me siento muy afortunada por estar viva – ha explicado la chica a los medios locales – Todo pasó muy rápido. Estaba acariciando la espalda de uno de los tigres, cuando éste de repente giró su cabeza y me tiró al suelo. Cuando me mordió cerca de la rodilla derecha, sentí un dolor inexplicable y no tengo recuerdos claros de lo que pasó después. Lo único que sé es que los cuidadores del templo consiguieron apartar al tigre de mí y que mi hermana me cogió por debajo de los brazos y logró llevarme a salvo. Cuando miré mi pierna me quedé aterrorizada: lo único que veía era sangre…”

En seguida Isabelle fue trasladada al Thailand’s Kanchanaburi Memorial donde se le tuvieron que dar decenas de puntos para cerrar la herida de más de 10 centímetros. La situación además empeoró ya que Isabel contrajo una infección como consecuencia de la mordedura y empezó a tener fiebre muy alta.

Así que después de dos largas semanas en el hospital – durante las cuales los médicos le suministraron fuertes antibióticos – Isabelle pudo volver a Inglaterra donde tuvo que pasar un mes en sillas de ruedas y donde en la actualidad – 8 semanas después del accidente – está volviendo a aprender a caminar con normalidad…

Las heridas

Las heridas

A pesar de que las vacaciones para las cuales había estado ahorrando durante 6 meses se acabaran tras sólo una semana, Isabelle es conciente de que ha sido muy afortunada: “Podría haber perdido la pierna o incluso peor. Los responsables del templo pagaron todas mis curas e intentaron asegurarme de que el tigre sólo quería jugar conmigo…pero quiero poner en guardia a todos los que tengan pensado visitar el Tiger Temple que los animales no son tan dóciles como pueden aparentar..

Y claro que no lo son al tratarse de animales salvajes que, como hemos indicado varias veces, nunca pierden sus instintos, sobretodo en condiciones de estrés como la que supone estar rodeado por centenares de personas.

Esperamos que Isabelle se recupere pronto y que esta experiencia pueda enseñar tanto a ella, como a todos los que se enterarán de lo ocurrido, que es importante aprender a distinguir un centro de rescate de verdad, de una atracción turística que explota los animales por fines de lucro y pone en peligro la vida de las personas (para más información acerca de este tema: http://turismo-responsable.com/s32

Fuente: http://www.dailymail.co.uk/news/article-2407513/Student-19-mauled-400lb-tiger-Thailand-popular-tourist-attraction.html

18/09/2013

3 pensamientos en “Turista herida en el Tiger Temple de Tailandia

  1. Pingback: ¿Dónde puedo ver tigres en Tailandia? - Un mundo de Experiencias

  2. Pingback: ¿Dónde puedo ver tigres en Tailandia? -

  3. Pingback: ¿Dónde puedo ver tigres en Tailandia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *