Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Turismo y Animales

El Palio de Siena

El Palio di Siena es la carrera de caballos más famosa en Italia. Se trata de una competición que se celebra en la homónima ciudad de la Toscana, famosa por acoger miles de visitantes cada año. Su origen data del siglo XIII y su caracterización medieval se mantiene celebrándose dos veces al año, el 2 de julio y el 16 de agosto.  En ella, diez caballos y sus jinetes compiten por ser los más rápidos en dar tres vueltas al circuito de la Piazza del Campo. En el pasado, el circuito se completaba aproximadamente en 3 minutos. Actualmente, tras cambios efectuados para que la carrera resulte más espectacular, solo se tarda 1 minuto.

Desde la Word Horse Protection afirman que entre 1975 y 2015, han muerto más de 50 caballos. En la mayoría de casos, los caballos son drogados con analgésicos y vasodilatadores y al no sentirse fatigados, corren el riesgo de colapsos respiratorios y cardíacos Es una carrera muy peligrosa con un terreno que no es apto debido a sus múltiples curvas cerradas, en la que se suceden trágicos accidentes. Con frecuencia los caballos que terminan la competición lesionados son sacrificados al término de la carrera, lejos del alcance de las cámaras y de los espectadores.

Gracias a la oposición de ciertas organizaciones que denuncian la crueldad de la carrera para los caballos, se ha conseguido que la municipalidad de Siena elabore un protocolo que se revisa cada año y que prevé pruebas farmacológicas antes de la carrera y mayores controles veterinarios. Así mismo, se han tomado medidas para aumentar la seguridad durante la carrera comprobando el grosor y la humedad del suelo, instalando barreras acochadas a lo largo del recorrido y poniendo a disposición una unidad especializada de atención veterinaria de emergencia en la pista.

A pesar de esto, las asociaciones locales ya han denunciado que los cambios implantados en favor del bienestar y la seguridad de los caballos durante la competición no han conseguido ninguna mejora real al ser efectuados por la misma entidad que organiza el Palio y no por la ASL (Hacienda Sanitaria Local) de competencia.

Aunque en 1999 tres personas fueron condenadas a una multa de 1.500 euros por el maltrato y suministro de fármacos a un caballo, los culpables quedaron libres de cargos en un proceso judicial en el que la Lega Anti Vivisezione (LAV) denunció la extensión de la investigación que llevó a la pérdida de pruebas decisivas. De nuevo, en 2017, tres jinetes y un veterinario se enfrentaron a un juicio por maltrato, suministro de fármacos y falsificación de microchips de varios caballos.

 

Política de cookies