Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Ser un Turista Responsable - Documentación y Consejos

Documentación y Consejos

Es esta sección detallamos algunas recomendaciones y directrices validas únicamente para viajes sin fines comerciales ni cambio de propietario y siguiendo la normativa de viajes de salida desde España.

Es muy importante tener en cuenta que incumplir las normas puede significar que se retenga a los animales en cuarentena, ser devueltos al país de origen o, como última opción, la eutanasia; siendo el propietario del animal el que deberá correr con los gastos.

Requisitos generales para viajar a países miembros de la Unión Europea en el año 2018:

Perros, gatos y hurones

  • Se puede viajar con un máximo de hasta 5 animales y acompañados de sus responsables.
  • Los animales tienen que estar vacunados contra la rabia con una vacuna válida en el momento de realizar el viaje.
  • Los animales deben estar correctamente identificados con microchip o tatuaje (este último debe ser claramente legible y realizado antes del 3 de julio de 2011)
  • Deben llevar el Pasaporte Europeo de Mascotas, en el que constará la identificación y las vacunas válidas contra a la rabia de cada uno de los animales.
  • Estos requisitos son válidos también para viajes a Andorra, Suiza, Islas Feroe, Gibraltar, Groenlandia, Islandia,Liechtenstein, Mónaco, Noruega, San Marino o Ciudad del Vaticano.
  • El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente aconseja ir al veterinario al menos 2 meses antes del viaje.

Requisitos para viajar a países fuera de la Unión Europea en el año 2018:

Perros, gatos y hurones

  • Los animales deben cumplir con los requisitos del país al que se viaja. Las condiciones de entrada pueden variar según el país de destino.
  • El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente aconseja ir al veterinario al menos 3 meses antes del viaje.
  • Además, para volver a Europa hay que cumplir con las normas de reingreso.
  • Si se viaja a un país con riesgo de rabia, hay que realizar a los animales un test serológico de la rabia antes de que salga de la UE. Este test debe tener un resultado de al menos 0.5 UI/ml. Esta información también aparecerá en el pasaporte por el veterinario colegiado que haga el test.

Recomendamos consultar la página del El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para resolver dudas y tenerlo todo al día.

Antes de viajar

Antes del viaje, con toda la documentación en regla, es importante pensar en anti vómitos y un kit de primeros auxilios para emergencias. También se aconseja llevar una foto actualizada del animal en caso de que se perdiera.

Los animales no deberían tomar ningún alimento al menos 5 horas antes del viaje. Si se marean se podrá pedir al veterinario que recete algún tranquilizante para el viaje ¡Nunca se deben dar medicaciones a los animales sin la aprobación de un veterinario!

Antes de emprender el viaje es aconsejable informarse y apuntarse los teléfonos y dirección de las clínicas veterinarias más cercanas al lugar de destino. En caso de emergencia, será más fácil encontrar un centro veterinario.

Los peligros del verano

La mayoría de las personas se van de vacaciones en verano. Y cuanto más se acerquen estos meses, más la temperatura se eleva, llegando a picos de 40 grados en diferentes destinos dentro y fuera de España. 
Frente a este panorama es muy importante prevenir a los animales de posibles desequilibrios térmicos. Se les deberá proteger del sol y suministrar el agua suficiente para que se encuentre bien hidratado
La temperatura corporal normal de un perro es de aprox. 39ºC y para los que carecen de pelo es de 40ºC.
Regulan su temperatura mediante el jadeo, expulsando el calor hacia fuera mediante la evaporación de la saliva. Este procedimiento puede ser realizado en actitud de reposo y no requiere el más mínimo movimiento. Si el jadeo no le es suficiente para realizar una correcta ventilación, su temperatura se elevará de unos 3 ºC y el animal se encontrará en una situación de peligro para su salud. Con esta subida de temperatura su jadeo no será suficiente para bajar la temperatura. Al mismo tiempo, necesitará más oxigeno para moverse y su temperatura seguirá subiendo. Este proceso podría llevarle a sufrir trastornos orgánicos muy graves e incluso a la muerte.

Por este motivo, dejar a un animal en el coche ¡nunca es una buena opción! Un vehículo a la sombra en un día extremadamente caluroso es como un horno a temperatura máxima… y ¿qué decir si se encuentra bajo el sol?

Los animales a punto de sufrir un golpe de calor mostrarán los siguientes síntomas: están agitados, con respiración rápida, la boca y el hocico secos, las mucosas enrojecidas o grisáceas, frecuencia cardiaca acelerada, movimientos lentos y atontados.  Si un animal se encuentra en esta situación, lo primero que se tiene que hacer es llevarle a un lugar lo más fresco posible y darle rápidamente de beber. 

Para que la temperatura baje, también es preciso mojarle la cabeza y la zona de las orejas con agua fresca (pero no helada). Una vez esté estable, habrá que trasladarle al veterinario para que este nos indique su estado de salud y el mejor tratamiento posible. 
 

Política de cookies