castellano english
Facebook Facebook
Turismo Responsable
Menu

Turismo y Animales Luchas de camellos

Luchas de camellos

En Turquía, la lucha de camellos es uno de los más antiguos espectáculos tradicionales y es un acontecimiento que a pesar de haber sido casi erradicados en el pasado, cada año está ganando más popularidad a nivel turístico. Aunque Ataturk y los demás fundadores de la República Turca, ya en 1923, mostraron su rechazo a estas actividades, su retrato preside los ruedos donde se llevan a cabo, y el gobierno las subvenciona.

En enero más de 20.000 personas de diferentes nacionalidades suelen asistir al “Selcuk Efes Camel Wrestling Festival”, evento que fue inaugurado en 1982 por el mismo Ministro de Cultura y Turismo de Turquía. Aunque este es el festival de este tipo más destacado, se celebran decenas de ellos a lo largo del año y en diferentes zonas del país.

El espectáculo, muy criticado por las organizaciones de defensa animal de todo el mundo, implica la participación de 140 camellos criados específicamente para la lucha – se trata de cruces de camellos machos y dromedarios hembra para garantizar un mayor tamaño y fuerza- y que son divididos en diferentes categorías según su peso y edad.

Pasa asegurar la “ferocidad” de los rumiantes –generalmente pacíficos- que participan, la temporada de luchas coincide con los tres meses en los que las hembras de camello suelen ser fértiles y los machos de consecuencia, más agresivos.

Incluso antes de empezar, es común observar a los camellos babeando espuma debido a la tensión. También se les suele mantener en ayuno o en estado de hambre durante los meses previos al evento, para que así se irriten más fácilmente.

Los animales luchan utilizando diferentes “técnicas” generalmente usando sus cuellos como arma. Muy a menudo, para que inicien o continúen con las embestidas, los entrenadores “empujan” a los animales a luchar azuzándoles y golpeándoles con palos. Los camellos tratan de inclinar la cabeza del otro y de mantenerla en el suelo empujando con su propio cuello, en ocasiones incluso saltan con todo su peso sobre la cabeza de su adversario. También se empujan intentando hacerse tropezar metiendo su cuello entre las patas del rival u obligándolo a sentarse en el suelo. El animal que no se asusta, no huye, no grita o no cae al suelo es proclamado ganador y es generalmente vendido por una elevada cantidad de dinero.

Los responsables del evento afirman que no se trata de un evento cruel ya que los camellos tienen la boca cubierta precisamente para que no puedan morderse y que los árbitros tienen que interrumpir la lucha en caso de que la actuación se ponga demasiado violenta. Según las ONGs locales en cambio, estos espectáculos son ilegales ya que infringen las leyes locales de defensa animal. Las mismas organizaciones además indican que las tradiciones no deberían representar una excusa para maltratar a otros seres vivos.

Foto: www.ecologiaverde.com
 

↑ Subir

Turismo Responsable - Fundación Faada

Inscrita en el Registro de Fundaciones del Ministerio de Medio Ambiente y Medio rural y marino con el número 1/2004.
La Fundación FAADA, para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales es una entidad sin ánimo de lucro para la protección de los animales.

Telf. 93 463 96 70 - turismo@faada.org
Turismo Responsable en Facebook El Canal de FAADA en Youtube FAADA en Twitter FAADA en Flickr