Llegan las nuevas formas de explotación de los delfines en cautividad…

Orl-SeaworldAquatica-DolphPlLamentablemente, por todo el mundo existen delfinarios y otros centros que mantienen cetáceos en cautividad y realizan espectáculos con ellos. Muchos de estos lugares van incluso más allá ofreciendo a sus visitantes la posibilidad de hacerse fotos, nadar o besar a estos altamente inteligentes animales. Porque siempre va bien sacarse un dinerillo de más, ¿no?

Pero algunos de estos sitios se lo han montado aún mejor y, dándose cuenta que con un poco de imaginación estos animales podían resultar aún más lucrativos, proponen ahora nuevas y descabelladas formas de explotación…que además de vender muy caras, ofrecen como educativas y sumamente importantes para la conservación. Juzga por ti mismo…

En Aquatica por ejemplo (uno de los parques pertenecientes a Seaworld y que está ubicado en Orlando, Florida) mantienen a delfines de Commerson en una piscina que atraviesan toboganes cubiertos, a través de los que se tiran los visitantes del parque. Para que estos animales vivan en tranquilidad, vamos.

En Marineland, Florida, además de ver espectáculos, meterse en la piscina con los delfines, tocarles y darles de comer, los visitantes pueden también “hacer inmersiones” con los cetáceos y, lo mejorcito de todo, pedir a un delfín que les dibuje un cuadro. Si, lo habéis entendido bien: con este “programa interactivo” es posible escoger 3 colores para nuestra obra de arte personalizada y luego ver como un delfín nos la pinta. Tal y como indica el folleto, una vez el dibujo esté listo, los participantes pueden toquetear al “delfín-artista”.  Que así le sacamos todo el jugo posible al animal.

Y parece ser que esto de los “delfines artista” se está poniendo de moda (como si alguien pudiera pensar que los delfines en su hábitat natural pintan y que ésta puede considerarse una actividad educativa) porqué también  el Clearwater Marine Aquarium (Florida, EEUU) ofrece el mismo programa. Al módico precio de 225 $ por persona! No está nada mal, ¿verdad? Y ya que cobrar entre 40 y 60 $ para fotografiarse con un delfín podría no resultar lo suficientemente rentable, para una foto con Winter – el delfín rescatado herido de la naturaleza y ahora principal atracción (y fuente de ingresos) del lugar, “estrella” de la película “Dolphin Tale” y sin ningún proyecto para ser reintroducido– la tarifa sube a 140$ por persona y 160 $ para pequeños grupos de 2-4 pax.

También en el Hotel Atlantis (Bahamas) lo tienen bien montado y queriéndo ofrecer a sus huéspedes una oferta más original todavía que los demás, proponen actividades como bucear junto a los delfines con la ayuda de un propulsor acuático (cuyo constante ruido no tiene que resultar exactamente placentero para los delfines) y hacer bodyboard con delfines empujándote por los pies.

¿Qué os parece? Creéis que alguna de estas actividades puede ayudar la conservación de cetáceos y enseñarnos cómo viven estos animales en su hábitat natural? ¿O no será que todos estos programas benefician mucho más a los bolsillos de las personas que los organizan que no a los delfines? Esperamos que como turistas responsables no os dejéis engañar…

Para más información sobre la vida de los cetáceos en cautividad: sosdelfines.org

 

07/08/2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *