Australia planea una masacre de animales en nombre del turismo

En los próximos días en Australia, más animales serán sacrificados en nombre del turismo. Precisamente los tiburones blancos que midan más de tres metros de largo y que, a pesar de estar catalogados como especies protegidas, serán cazados en un intento de librar el país de  su fama de “país más peligroso del mundo para bañarse en el Océano”.

Tras que el pasado mes de noviembre se produjera el último ataque mortal – el séptimo en tres años y que costó la vida a un surfero en Gracetown (Sur de Perth) – el premier Colin Barnett decidió poner en marcha dicha actuación, sin tener en cuenta las muchas protestas y las condenas de los expertos en fauna marina.

Los grupos conservacionistas explican que el número de tiburones blancos ha descendido dramáticamente desde 1960, pero no obstante esta delicada situación y la existencia de precisas leyes, el Ministro de Medioambiente Greg Hunt ha indicado que, pese a sus mismas preocupaciones sobre el impacto que la actuación podrá tener sobre esta especie, es de “interés nacional” que la caza al tiburón blanco se lleve a cabo.

¿Por qué? Porque, según indican, esta es la única manera de proteger la industria turística nacional, una industria que actualmente vale 7.8 billones de dólares australianos.

Tiburón blanco en Gansbaai, Sudáfrica 2009. Getty Images

Tiburón blanco en Gansbaai, Sudáfrica 2009. Getty Images

A pesar de su fama – que fue llevada al extremo en 1975 por la película “Tiburón” – todavía se sabe muy poco sobre estos animales, sobretodo debido a la escasez de ejemplares y a sus hábitos solitarios. En general, las hembras son más grandes que los machos (pueden llegar a medir hasta cinco metros) y su presencia se ha podido detectar tanto cerca de las playas australianas como de las surafricanas.

Expertos como Shaun Collin y Ryan Kempster del Ocean’s Institute en Australia occidental, indican que en realidad esta cacería no asegura que las playas de Australia se conviertan de repente en lugares seguros y donde ya no tendrá lugar ningún ataque, mientras que otros activistas explican que se hará todo lo posible para encontrar la manera legal de parar el sacrificio de estos animales.

Incluso algunas victimas de ataques de tiburones se están declarando en contra y están calificando de “estúpida” la iniciativa de Colin Barnett, alegando que éste no tiene el derecho de castigar y matar a los tiburones por el hecho de llevar a cabo sus comportamientos naturales, y que la desaparición de este importante depredador puede dañar irremediablemente el delicado y complexo ecosistema marino.

Quizá lo que estos señores deberían preguntarse es qué tipo de imagen esta matanza ofrecerá a nivel internacional y cuántos turistas decidirán no viajar a Australia como protesta ante esta inútil masacre. Por no hablar de lo que podría pasar si este acto realmente resultara determinante en la desaparición de los tiburones blancos…

Fuente: http://online.wsj.com/news/articles/SB10001424052702304302704579334031867390244?mg=reno64-wsj&url=http%3A%2F%2Fonline.wsj.com%2Farticle%2FSB10001424052702304302704579334031867390244.html

http://www.smh.com.au/environment/animals/shark-attack-survivor-slams-stupid-shark-cull-20140116-30vsq.html

 

 

 

 

22/01/2014

Un pensamiento en “Australia planea una masacre de animales en nombre del turismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *