Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Destinos - Benin

Benin

Mercados de fetiches

Benin es famosa por ser la cuna del vudú, que lejos de las imágenes hollywoodienses de muñecas y zombis, es una religión oficial y una parte importante de la vida diaria de los locales. El Vondoun es una cosmología jerárquica que atribuye fuerzas de la naturaleza a las principales deidades y a los espíritus que se hallan en el mundo natural, incluso en los animales salvajes.

Esta es un arma de doble filo, ya que por un lado implica un profundo respeto socio-cultural para el reino natural, y por el otro una fuerte demanda de partes de animales salvajes cazados furtivamente como objetos mágicos. Los mercados, como el Dantokpa Market en Cotonou, están llenos de medicinas tradicionales y macabros talismanes "fetiche" hechos de esqueletos de animales cazados furtivamente, fetos y pieles. Las leyes que deberían prevenir este tipo de comercio son  tristemente insuficientes y lo que queda es  una gran amenaza para la biodiversidad de Benin. No comprando estos artículos y no participando en excursiones que ofrecen viajes a los mercados de fetiches, los turistas pueden demostrar su rechazo hacia este tipo de actividad.

Festivales-Sacrificio

El anual Festival vudú de Ouidah es considerado uno de los eventos más coloridos y visualmente vibrante de la región, y atrae a miles de devotos y turistas tanto nacionales como internacionales. Tiene lugar en enero en la playa y celebra la cultura vudú con bailes al ritmo del tambor, cánticos rituales, carreras de caballos y manifestaciones tradicionales de esta cultura. Dentro de esta misma celebración, sin embargo, se llevan a cabo también sacrificios de animales y se utilizan trajes hechos con pieles de los mismos. Aconsejamos por lo tanto a los turistas no participar en manifestaciones de este tipo ya que, afortunadamente, existen muchas otras maneras de conocer y entrar en contacto con la cultura local.

Más info: http://turismo-responsable.com/s78

Deforestación

En los últimos años la cubierta forestal de Benin se ha ido erosionando debido a la pobreza y la presión demográfica. Ahora el país tiene una de las tasas más altas del mundo de deforestación (el 2,5% anual), y que convierte el país en el área más frágil de África Occidental. Los proyectos de reforestación representan ahora una prioridad para la conservación de Benin.

Parques Nacionales

El Parque Nacional de Pendjari representa el pulmón verde del país en contraste con las contaminadas ciudades del sur, además de ser el hogar de la población de fauna salvaje más importante de esta parte de África

El parque se inició en 1961 como un coto de caza de élite y todavía quedan aquí tres zonas de caza. En general, los esfuerzos contra la caza furtiva y la deforestación se han llevado a cabo de manera exitosa y las ganancias turísticas han ido directamente a la comunidad local, reduciendo en consecuencia el contrabando y la sobreabundancia de actividades agrícolas. Elefantes, leones, hipopótamos, perros salvajes y cocodrilos viven en el parque que sin embargo, se conoce sobretodo como una zona rica en aves (viven aquí casi 300 especies diferentes), incluso rapaces.

 

Política de cookies