Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

castellano english
Facebook Facebook
Turismo Responsable
Menu

Turismo y Animales de Compañía Australia

Los perros o gatos que tengan que viajar a Australia desde España necesitan un permiso de importación del AQIS (Australian Quarantine and Inspection Service). Para obtener este permiso de importación es necesario solicitarlo de forma previa mediante el documento “Application form” (formulario de solicitud).

La “application form” se debe acompañar de la “Declaración sobre vacunación antirrábica y test de titulación de anticuerpos de rabia” (TTANR), disponible en CEXGAN en versión bilingüe. De forma previa se debe realizar la prueba para determinar el título de anticuerpos neutralizantes del virus de la rabia, en un laboratorio autorizado (en España está autorizado el Laboratorio de Sanidad Animal de Santa Fé de Granada). Esta declaración debe ser firmada y sellada por un veterinario oficial dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino.

Para que se apruebe un permiso de importación del AQIS no es necesario presentar los originales de estos documentos.

La solicitud del permiso de importación se puede entregar mediante:

Correo electrónico de una copia escaneada y firmada de la solicitud a animalimp@aqis.gov.au

Fax al número +61 2 6272 3110

Correo convencional a AQIS Live Animal Imports (GPO Box 858, Canberra ACT 2601, Australia).
La persona que figure como importador en el permiso de importación del AQIS será responsable de la recogida del animal del lugar de cuarentena y del abono de todas las tarifas relacionadas con la importación y estancia de cuarentena de los animales importados a Australia.

Para obtener el permiso de importación es necesario el cumplimiento de unos requisitos generales:


Los gatos y perros tienen que haber residido continuamente en el país de exportación durante un periodo mínimo de 6 meses inmediatamente anterior a la exportación, o desde el momento de su importación directa desde Australia, o desde su nacimiento.
Los animales han de tener una edad mínima de 12 semanas en el momento de ser exportados, y las hembras no deben de estar preñadas de más de tres semanas ni deben estar amamantando a sus crías en el momento de la exportación.
Los perros de las siguientes razas puras no pueden ser importados a Australia: Dogo Argentino, Fila Brazileiro, Tosa Japonés, Pit Bull Terrier o Pit Bull Americano y Presa Canario.
Los gatos derivados del gato serval (Felis serval) no cumplen las condiciones para ser importados a Australia.
De forma general, se suelen aprobar las solicitudes de permiso de importación en un plazo de 10 días laborales.

Una vez aprobado, el permiso de importación del AQIS se enviará a la persona/sociedad indicada en el impreso de solicitud mediante fax, correo convencional o correo electrónico. Una vez recibido el permiso de importación del AQIS se debe hacer reserva en una estación de cuarentena de gatos y perros.

Los gatos y perros sólo pueden llegar a Australia a través de los siguientes aeropuertos: Sidney (Nueva Gales del Sur), Melbourne (Victoria) o Perth (Australia Occidental). El animal debe viajar como carga manifestada o declarada, en un contenedor para gatos y perros aprobado por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional. Todos los gastos de transporte son a cargo del importador.

El permiso incluye los Certificados Veterinarios A y B. Se han elaborado modelos bilingües en formato oficial con los números de referencia: ASE-789 en el caso de los perros y ASE-595 en el caso de los gatos.

El Certificado Veterinario A podrá ser cumplimentado por un Veterinario Autorizado u Oficial del Estado. Si se cumplimentara por un Veterinario Autorizado, el Veterinario Oficial del Estado que cumplimente el Certificado Veterinario B deberá firmar y sellar cada una de las páginas de este documento. Este documento deberá acompañar al animal de compañía hasta Australia.

Los perros y gatos han de identificarse por medio de un microchip que se pueda leer con Avid®, Trovan®, Destron®, u otro lector homologado según la norma ISO.

Los animales deben de estar vacunados con una vacuna autorizada de virus inactivado de la rabia dentro del plazo de 12 meses antes de la exportación y teniendo el animal al menos tres meses de edad.

La prueba para determinar el título de anticuerpos neutralizantes del virus de la rabia se debe realizar entre 60 días y 12 meses antes de la exportación. El AQIS recomienda que se espere al menos cuatro semanas tras la vacunación contra la rabia antes de que se tome la muestra de sangre.

Nota importante: Han de pasar 180 días entre la fecha en la que se extrajo la sangre para realizar la prueba (con resultado satisfactorio) y la fecha en que el animal termine el periodo de cuarentena en Australia.


Los perros y gatos deben permanecer en cuarentena en Australia durante un periodo mínimo de 30 días.

Días desde la toma de muestra para RNATT hasta la entrada en Australia Periodo mínimo de cuarentena en Australia Periodo total desde la toma de muestra para RNATT:

150 días o más 30 días
180 días
135 días 45 días
120 días 60 días
60 días 120 días

El informe del laboratorio debe incluir el número de microchip del animal y un resultado de la prueba igual o superior a 0,5 UI/ml. La prueba tiene validez durante 12 meses desde la fecha de la toma de la muestra de sangre.

Los perros deben de estar vacunados frente al moquillo, la hepatitis infecciosa, el parvovirus canino, la parainfluenza y la Bordetella bronchiseptica (tos de las perreras). No se recomiendan las vacunas contra la Leptospira interrogans. Los gatos deben vacunarse contra la enteritis felina, la rinotraqueitis y el calicivirus. En ambas especies, se debe vacunar entre 1 año y 14 días antes de la exportación, y las vacunas deben de tener validez durante el periodo íntegro de cuarentena en Australia.

En el caso de los perros, dentro de los 30 días anteriores a la exportación, un veterinario autorizado por el estado debe tomar muestras de sangre para realizar pruebas relativas a la brucella, ehrlichia, leptospira y leishmaniosis. Los resultados que permiten la importación de animales a Australia son los siguientes:


Brucelosis, resultado negativo
Leptospirosis, resultado negativo. Si los perros dan resultado positivo a 1:100 o más, pero negativo a 1:800, han de someterse de nuevo a la prueba una vez que hayan transcurrido 14 días o más desde la primera prueba. La segunda prueba debe también mostrar un resultado negativo con título de 1:800 o menos. Si los animales tienen un resultado positivo de 1:800 o más, los perros no podrán ser importados a Australia.
Ehrlichiosis, resultado negativo a una disolución de 1:40
Leishmaniosis, resultado negativo
El informe del laboratorio con el resultado de las pruebas debe estar redactado en inglés y debe presentar el número de microchip del perro. Estos resultados deben constar en el Certificado Veterinario A. El veterinario oficial del estado debe validar las copias de todos los resultados de las pruebas de laboratorio y esta documentación debe de acompañar al perro a su llegada a Australia.

En los perros, el tratamiento contra los parásitos externos debe iniciarse en el mismo momento en que se tome la muestra de sangre para la prueba de ehrlichia. Un veterinario autorizado por el estado debe tratar al perro con un acaricida de larga persistencia para el control de garrapatas y ácaros y el tratamiento debe repetirse en los cuatro días anteriores a la exportación de acuerdo con las instrucciones del fabricante. Respecto a los parásitos internos, deben de ser tratados frente a nematodos y cestodos. El nombre de los productos, sus principios activos, las dosis y la(s) fecha(s) del tratamiento han de constar en el Certificado Veterinario A.

Los gatos deben tratarse con un producto autorizado para el tratamiento de garrapatas y pulgas, así como frente a nematodos y cestodos. El nombre de los productos, sus principios activos, las dosis y la(s) fecha(s) de los tratamientos han de constar en el Certificado Veterinario A.

Para cumplimentar del Certificado Veterinario A, un veterinario autorizado o un veterinario oficial del estado deben realizar una inspección completa al animal, en los cuatro días anteriores a la exportación, para comprobar que está libre de cualquier signo clínico de enfermedad contagiosa o infecciosa.

Una vez cumplimentado el Certificado Veterinario A, el importador deberá presentar al veterinario oficial del estado (normalmente el día de salida de la exportación) la siguiente documentación para ser certificada y firmada:


Original o copia del permiso de importación del AQIS
Certificado Veterinario A
Certificado Veterinario B para que lo cumplimente, lo certifique y lo firme
Certificado de vacunación (frente a la rabia y otro tipo de vacunas)
Prueba para determinar el título de anticuerpos neutralizantes del virus de la rabia
En el caso de los perros, informes de los laboratorios en inglés relativos a la brucelosis, ehrliquiosis, leptospirosis y leishmaniosis.
Finalmente, el veterinario oficial del estado ha de hacer constar en el Certificado Veterinario B el número de identificación del sello y debe proceder a sellar al animal en su jaula.


 

↑ Subir

Turismo Responsable - Fundación Faada

Inscrita en el Registro de Fundaciones del Ministerio de Medio Ambiente y Medio rural y marino con el número 1/2004.
La Fundación FAADA, para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales es una entidad sin ánimo de lucro para la protección de los animales.

Telf. 93 463 96 70 - turismo@faada.org
Turismo Responsable en Facebook El Canal de FAADA en Youtube FAADA en Twitter FAADA en Flickr

Política de cookies