Planeta Calleja: El turismo del selfie con animales

planeta calleja imagen de Cuatro

Planeta Calleja, imagen de Cuatro

Abrazar chimpancés, cogerlos en brazos, jugar con ellos, y grabarlo todo. Podría ser la descripción de otro centro de explotación de animales donde los turistas aprovechan para llenar sus tarjetas de memoria de fotos y vídeos con animales salvajes en su hábitat menos natural. Todo eso, a pesar de que los animales no podrán desarrollar sus comportamientos básicos ni, probablemente, volver a vivir jamás en libertad porque no saben cómo comportarse con su propia especie, son muy fotogénicos y muy “monos”.

Esto último deben haber pensado desde Cuatro, que ver a Jesús Calleja y Belén Rueda abrazando chimpancés iba a ser un momento “enternecedor” del programa. En Planeta Calleja, emitido este domingo día 15, el presentador y Rueda visitan Guinea Ecuatorial y se alojan en el Gran Hotel Djibloho donde viven tres crías de chimpancé. Los protagonistas aprovechan para interactuar con las crías y conseguir esas  imágenes “enternecedoras” para el espectador que no conoce bien el comportamiento natural de estos animales.

El encuentro con las crías se produjo en este hotel de lujo donde, según dice el reportaje, dos de ellas quedaron desamparadas al perder su hábitat por la construcción del mismo y los responsables sintieron “remordimiento”(sic) aunque nada explican de sus madres, que jamás abandonarían a sus crías. Conociendo un poco del comportamiento natural de esta especie ya se puede empezar a sospechar.

En lugar de llevar a las crías a un santuario en el que poder recuperarse y buscar opciones para ser reintroducidas a la selva, decidieron quedarse cuidando de los chimpancés sin respetar sus necesidades. También aparece otra cría, especialmente pequeña, que no se explica qué hace ni cómo ha llegado a ese hotel.  En el reportaje es evidente que las crías se han acostumbrado tanto a los humanos que será imposible para ellas ser reintroducidas porque jamás sobrevivirán en libertad.

Un hotel no es el mejor lugar donde pueden vivir estos animales, ni siquiera si no pueden volver a vivir en libertad. Tampoco es habitual que, quienes respetan y velan por el bienestar animal, permitan que los turistas interactúen con los animales salvajes. En resumen, lo visto en el programa de Calleja no es más que una técnica para atraer al turismo de “selfie”,  que tiene a los chimpancés como atracción turística. Como publicitan en su propia web “Visita nuestros chimpancés Sam y Rihanna”, así como en las redes sociales se pueden encontrar fotos y vídeos de turistas que juegan con ambos chimpancés.

Calleja añade al reportaje lo siguiente: “¿No es más bonito ver animales así, que haya amor y no cazarlos? ¿No es más bonito llevar una cámara de fotos, hacerte un retrato y jugar con ellos?” Podemos decir que es más bonito que ver sangre, pero hacerse fotos y jugar con animales salvajes no es ni de lejos la mejor manera de disfrutar de la naturaleza, y menos aún, de cuidar del bienestar animal.

Como comunicadores con experiencia y años de profesión, Calleja y Rueda podían haberse documentado sobre las situaciones en las que están los animales salvajes fuera de su hábitat y las consecuencias que tienen si se promueve el turismo de fotos y abrazos.  Para siguientes ocasiones, pueden contar con Turismo Responsable de FAADA para ayudarles a distinguir las buenas prácticas con los animales en los viajes.

Para más información sobre fotografiarse con animales, aquí.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Planeta Calleja: El turismo del selfie con animales

  1. Pingback: Planeta Calleja: El turismo del selfie con animales. FAADA. Turismo responsable con animales | asodeguesegundaetapa.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *