Otro animal víctima de unos turistas irresponsables

Ayer, día 14 de enero 2014, salió a la luz un impactante vídeo grabado en el Parque Nacional Kruger Park (Sudáfrica) y que enseña las imágenes de un elefante atacando el coche de unos turistas. Además del vídeo, nos llega la noticia que el animal acabó desgarrando el muslo de Sarah Brooks, la mujer británica de 30 años que viajaba en el vehiculo, y que sucesivamente fue abatido por los vigilantes del parque.

Aunque a primera vista la noticia pueda hacer pensar en un ataque sin sentido hacia unos turistas indefensos (en varios medios de hecho viene descrito como “brutal” y “terrible”), desde FAADA nos gustaría invitar a todo el mundo a mirar con atención las imágenes del vídeo, donde es posible ver como el coche en cuestión actúa de manera absolutamente irresponsable, no respetando las medidas de seguridad y acercándose demasiado al animal. Incluso cuando el elefante empieza a verse nervioso y alterado, en lugar de hacer marcha atrás, el coche parece acercarse aún más al animal, supuestamente –  imaginamos nosotros – para aprovechar de la ocasión y sacar mejores fotografías. ¿El resultado? El elefante, sintiéndose acosado, acaba volcando el coche.

Según lo que indican los periódicos locales además, el elefante protagonista del ataque se encontraba en un estado denominado musth, en el que estos animales se muestran más agresivos ya que sus niveles de testosterona se elevan hasta 60 veces.

Así que también queremos aprovechar para recordar que este tipo de estado, típico de los animales que llegan a la madurez sexual, caracteriza también los elefantes que se encuentran en cautividad y que por obvias razones, resultan aún más peligrosos de los salvaje que, en teoría, tienen la libertad de alejarse de su fuente de estrés. No es de extrañar por lo tanto que varios de los muchos accidentes que han visto protagonista elefantes y personas, tengan como protagonistas animales que se encontraban en dicho estado y con los cuales los turistas habían sido invitados a interactuar sin pensar en las consecuencias.

En definitiva, esperamos haber haberos invitados a reflexionar sobre el porque de determinados ataques “aparentemente incomprensibles” y sobre las responsabilidad que tenemos las personas ante los comportamientos agresivos de los animales.

Para más información sobre avistamientos responsables: http://turismo-responsable.com/s40-avistamientos

Fuente: http://www.dailymail.co.uk/news/article-2537114/British-teacher-terrifying-ordeal-bull-elephant-filming-Kruger-National-Park-charges-vehicle-gorging-leg-tusk.html

15/01/2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *