Ser un hotel responsable con los animales es fácil.

elphant saphary baliDesde los comienzos de nuestra campaña hemos encontrado varias dificultades en dar a conocer nuestra iniciativa en el sector hotelero y en encontrar el apoyo de los representantes de esta parte de la industria turística.

Esto es debido principalmente a la falta de relación que, según los profesionales contactados, existe entre la explotación animal y el mundo de la hostelería.De hecho en muchos casos la respuesta que hemos recibido ha sido: “¡Pero si los hoteles no hacen nada malo!”.

Por mucho que nos gustaría que esto fuera verdad, esta afirmación no corresponde del todo a la realidad y cada vez más a menudo nos encontramos con casos de establecimientos hoteleros que – de manera más o menos directa – fomentan la explotación animal.

Así que a continuación queremos ofrecer algunos ejemplos a las personas que consideran que hoteles y bienestar animal no pueden ir de la mano esperando que pueda ayudarles a redirigir alguna que otra mala práctica.

 1. Empecemos por lo más sencillo!

En las zonas comunes de hoteles nacionales e internacionales nos encontramos con folletos que proporcionan todo tipo de descuento y publicitan varias y diversas atracciones turísticas. A menudo estos flyers son colocados y ofrecidos a los clientes sin que ni siquiera los responsables del hotel sean concientes de lo que ponen o de lo que promocionan. El problema es que en la mayoría de los casos estamos hablando de publicidad  de zoológicos, acuarios y otros centros de cautiverio de animales…así que tan solo dejando de exponer estos folletos los hoteles podrían ayudar a no fomentar el sufrimiento de  los animales.

2. Diversión a costa de quién?

Varios hoteles de costa ofrecen en sus establecimientos espectáculos y shows de aves y loros. Aunque a primera vista esta nos pueda parecer una actividad inocente y divertida, no deben opinar lo mismo los animales implicados, que tras haber sido arrancados de su hábitat natural y obligados a una vida en cautividad, son entrenados a través de la manipulación por hambre o por miedo. Estos animales además padecen un fuerte estrés como consecuencia del continuo contacto con las personas, no pueden descansar y comer respetando sus biorritmos naturales (hay aves nocturnas que son obligadas a exhibirse durante el día o viceversa) y a menudo sufren una mutilación, temporal o permanente, de sus alas para que no puedan volar y escaparse (para más información:  http://turismo-responsable.com/s80).

lorosniña

Así que otra idea para ayudar a los animales, podría ser entretener a los clientes contratando espectáculos con cantantes y actores en lugar de…con aves!

 

 3. Atraer a nuevos clientes sí, pero de manera ética.

Algunos hoteles incluso van más allá, exponiendo animales de manera permanente en sus instalaciones o utilizándoles como reclamo para atraer a nuevos clientes. Es este el caso de esos establecimientos que tienen en sus zonas comunes aves exóticas o incluso otros animales. Además de tratarse de un tipo de “decoración” poco ética y que impide a otros seres vivos disfrutar de su libertad, se trata normalmente de una actividad ilegal ya que para exponer animales salvajes suele ser necesario tener una licencia de zoo. Hace tan solo unos pocos días en Argentina, el dueño de un hotel fue acusado de tenencia ilegal de animales exóticos por mantener dentro de su estructura a monos, tortugas y águilas.  Y aunque pueda no ser ilegal, el hecho de “contratar” animales para llamar la atención de personas y cámaras es igual de injustificable. Este mismo verano, recibimos varias llamadas de personas preocupadas porque habían visto fuera del Hotel Alhambra de Santa Susana (Barcelona) una serpiente y un búho que eran utilizados como cebo para los turistas.

alhambra

 

 

 

 

Y para acabar no podemos no mencionar el hotel que probablemente se lleva “la palma”: el Elephant Safari Park Lodge de Bali, que dentro de sus mismas instalaciones organiza paseos en elefante y obliga a estos magníficos animales en peligro de extinción a exhibirse en todo tipo de actividad denigrante, como bailes y clases de pintura (quién esté interesado en saber cómo se consigue “domesticar” a los elefantes puede hacerlo aquí: http://turismo-responsable.com/s37

elfantebañ

 

 

 

 

 

Desde FAADA recordamos que en nuestro departamento de Turismo Responsable estamos a disposición de todos los profesionales del sector hotelero que necesiten asesoramiento o tengan dudas sobre este tema, e invitamos a todos los que quieran sumarse a nuestra campaña a firmar nuestro compromiso aquí: http://turismo-responsable.com/s84

03/10/2013

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *