¿De dónde provienen los animales utilizados en atracciones turísticas? El testimonio de Sam

A continuación os proponemos el testimonio de Sam, una chica de Nueva Zelanda que decidió volar a Tailandia para ser voluntaria en el centro de rescate Wildlife Friends Foundation Thailand (WFFT), y que, con su experiencia, nos ayuda a abrir los ojos sobre la origen y el destino de los animales empleados en actividades turísticas…

“..En uno de los primeros días de mi estancia, llegó al centro un macaco herido: vivía encadenado en un templo como “animal domestico”, y cuando un perro lo atacó no tuvo la posibilidad de escaparse. Le llamamos Joker y por suerte, los fantásticos veterinarios de WFFT pudieron curar sus heridas.

Como supongo ya todo el mundo sabrá, en Asia los animales salvajes utilizados como reclamos y presentados como “animales domésticos”, representan un problema muy serio y difundido. Por esto es tan importante pensárselo dos veces antes de dar dinero a personas o centros que exponen animales y que prometen experiencias inolvidables a los turistas. Lo que tenemos que preguntarnos es: ¿de dónde vienen estos animales?

En casi todas las calles de Tailandia se ofrece a los turistas la posibilidad de hacerse fotos con animales salvajes – monos y reptiles especialmente – por unos pocos Bath. Y por supuesto, estos animales han sido capturados de la naturaleza cuando eran unas crías. Y seguramente sus madres han sido asesinadas para esto.

Estos animales además sobreviven muy poco tiempo: comen mal y sufren muchísimo estrés, a menudo son drogados y cuando crecen son remplazados por otros bebés “recién-cazados”.

Muchos de los animales que se encuentran en WFFT han sido rescatados de situaciones de este tipo. De hecho algunos han llegado aquí de mano de turistas que los habían comprados a sus dueños para salvarles de un trágico destino.

Phuket FantaSea3A menudo estos animales están tan traumatizados o en tal malas condiciones (muchos llegan sin dientes y sin garras) que no pueden ser reintroducidos en  libertad ya que no se adaptarían a la vida con otros animales de su especie ni podrían procurarse comida. Por lo tanto su única opción es quedarse en el centro de rescate, donde se les intenta proporcionar un hábitat y condiciones de vida lo más naturales posibles. Aunque no cabe duda que los turistas que rescatan animales de estas situaciones cumplan un gesto maravilloso, hay que tener en cuenta que el hecho de pagar a sus captores también fomenta este negocio y les proporciona más recursos para la caza de estos animales. Desgraciadamente es como un pez que se muerde la cola y la única solución posible es no alimentar este círculo de ninguna manera. […..] Durante mi estancia en Tailandia también fui invitada a visitar el “Safari Park Open Zoo & Camp Conservation Centre”. Este zoológico, como se puede ver en su página web, se autodefine como un “centro de cría”, promociona sus increíbles espectáculos (que “ponen en evidencia la inteligencia de los animales”) entre los cuales hay luchas de cocodrilos o a bailes de elefantes. Ofrece además interacciones personalizadas con los animales y la oportunidad de fotografiarse con cachorros de felinos, elefantes, monos y aves. Le eché un vistazo en Internet a las opiniones de personas que habían estado en este sitio – muchos porqué tenían la visita incluida en su paquete turístico – y la mayoría se decían horrorizados por las condiciones y el trato que recibían los animales, algunos incluso afirmando haberse tenido que marchar antes. Unos cuantos desafortunadamente, alardeaban de haberse fotografiado con un “tigre grande y peligroso” y recomendaban la experiencia.

Tiger TempleEs importante entender que se trata de una industria que mueve muchísimo dinero, especialmente en Tailandia, y varias personas intentarán venderos estas actividades como conservacionistas y buenas para los animales. Esto fue precisamente lo que me pasó con respeto al “Tiger Temple”, un lugar en el que realmente esperaba encontrarme animales felices y bien cuidados…aunque pensándolo bien…cual es el objetivo de un sitio cómo ese si no el dinero?? Cual es el punto si estos animales nunca serán devueltos a su hábitat natural? Porqué obviamente, NUNCA será devueltos a su hábitat natural: incluso queriéndolo esto resultaría del todo imposible tras que los animales hayan sido alimentados durante años por turistas incultos que solo quieren marcharse de allí con una foto recuerdo impresionante.

Si he aprendido algo de mi experiencia en Tailandia, es que el dinero y la corrupción juegan un papel fundamental en este país y que los turistas tienen mucha responsabilidad con todo lo que pasa. He visto con mis ojos animales explotados por las calles de Bangkok y pasado mucho de mi tiempo intentando cuidar de ellos en WFFT…en más de una ocasión he estado a punto de ofrecer dinero a algunos de los dueños de estos animales y de llevármelos todos al centro de rescate conmigo…pero no lo he hecho porque ya tengo bien claro que mi dinero, como todo el dinero que los extranjeros aportamos a esta industria, solo servirá para cazar a más y explotar a más y más animales…..”

Para más información: http://blameitonmywildheartblog.wordpress.com/tag/photo-props/

 

 

Esta entrada fue publicada en Consejos de viajeros, Destino Asia, Entidades animalistas del mundo, Entidades en Asia, Sin categoría, Tú denuncias y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*