Consejos de viajeros: Elephant Nature Park, el mejor lugar para ver elefantes de manera responsable

elephantnatureparkHace unos días, recibimos un mail que nos hizo mucha ilusión: el de Eva, que acababa de volver de su viaje a Tailandia y quería compartir con nosotros (¡y vosotros!) su experiencia en el Elephant Nature Park, el lugar más aconsejado para ver elefantes en este país. A continuación os dejamos su testimonio y aprovechamos para dar las gracias a todos los viajeros que, como Eva, deciden informarse y visitar centros como este, en lugar de fomentar el maltrato de los animales.

“Gracias por recomendar sitios mágicos y únicos dentro de un abanico idéntico y triste donde se utiliza al animal más importante para ellos como base de negocio. Vengo de pasar dos semanas en Tailandia. Cuando lo empecé a comentar con amigos y conocidos que habían ya visitado este país, una de las cosas que me recomendaban era visitar elefantes ya que es símbolo de Tailandia. Sin embargo, tenía claro que no iba a ir a un país a hacer algo que no me gusta a hacer en el mío, y lo de montar elefantes no me interesaba. Estoy en contra del maltrato animal, y sin tener aún mucha información, era algo que no veía conmigo. Pero la idea de poder tener cerca este gran animal me llamaba la atención, así que busqué información sobre alguna reserva donde no se llegara a montar en ellos ni utilizar en espectáculos. De repente, un día vi la recomendación desde FAADA sobre el ELEPHANT NATURE PARK e investigué sobre este lugar. Es un santuario para elefantes asiáticos, rescatados de todo tipo de situaciones de abuso como pedir en la calle, montarlos para pasear, circos y espectáculos varios, etc. Y desde ese momento, supe que era el único lugar al que debía ir si quería visitar elefantes en Tailandia. Y para mi, llegó a convertirse en lo más importante del viaje.

Ofrecen varios tipos de tour, desde la visita diaria hasta la posibilidad de pasar una semana como voluntario en el parque. Contratamos el VISIT DAY TOUR (traslado y comida incluidos en el precio, 2.500bht): a las 8:00 de la mañana nos vinieron a recoger al hotel en Chiang Mai, y de camino a la reserva (hora y poco) nos pusieron un reportaje de media hora donde nos narraban cómo surgió este lugar de la mano de Lek, su fundadora, y donde ya empezamos a conocer alguna dramática historia de los elefantes que habían rescatado. Nada más llegar, te das cuenta de que la zona en donde está la reserva es un lugar único e ideal para estos animales rescatados: es un valle enorme rodeado de montañas verdes, con un río donde los elefantes se refrescan. Allí no solo hay 36 elefantes (hasta ahora), también viven 400 perros, 100 gatos y otros animales rescatados. Junto con los trabajadores y voluntarios.

elephantnaturepark2En la visita conoces de cerca a varios elefantes, a sus mahmouts (quienes cuidan de ellos), el trabajo que realizan y las distintas actividades que promueven para rescatarlos, y además pasas el día alimentando y bañando a estos animales. La experiencia de poder estar con un elefante de cerca no la tienes todos los días, así como la de ofrecerles su comida directamente de tu mano o la de bañarlos y cepillarlos. Recomiendo este lugar si se quiere ir a Tailandia y no abusar de elefantes a la vez. Aquí te das cuenta de lo pequeños que llegamos a ser en comparación con este animal que necesita un 10% de su peso como alimentación diaria; y de que el ser humano no tiene escrúpulos y es tan insensible que no hay argumentos para justificar esas acciones tan dañinas.

Y esto era algo que me sorprendía: el llegar a ver este animal representado en casi todos los templos que previamente habíamos visitado por Bangkok, Chiang Rai y Chiang Mai; el verlo como símbolo de país y a la vez saber del maltrato que se le estaba haciendo debido, sobre todo, al turismo. Y la respuesta de nuestro guía fue esa: es negocio. Incluso la reserva, al conocer algún caso grave y querer salvar un elefante, debe pagar al dueño para poder llevárselo. Pero saben que es la única manera que tienen de poder darle una segunda oportunidad.

Espero que consigan rescatar más elefantes, y que algún día los turistas dejemos de ser tan ignorantes cuando visitemos un país ajeno y evitar así ese maltrato. Del Tiger Kingdom, obviamente no tenía ni la más mínima intención de ir, y me dio mucha pena el ver grandes carteles publicitarios por el país. Antes del viaje también intenté localizar algún refugio donde rescatasen a estos felinos para visitarlo, pero no tuve éxito.

Sobre el Elephant Nature Park, en cuanto pueda quizá me plantee hacer una semana de voluntaria en aquel increíble lugar.

Os dejo unas fotos de muestra. Gracias! :)”

 

Esta entrada fue publicada en Consejos de viajeros, Destino Asia, Entidades animalistas del mundo, Entidades en Asia, Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*