Consejos de viajeros: B&b vegetariano en la isla de Skye

Hola! Nuestra amiga Ana ha querido compartir con nosotros una dirección muy muy útil para todos los que tengan pensado viajar a Escocia: un monísimo B&B vegetariano en la encantadora Isla de Skye.

 Aquí abajo puedes encontrar sus fotos y sus comentarios…que ganas me entran de hacer las maletas ya!!:-)

“Mi novio y yo fuimos hace un año a Escocia… concretamente a la isla de Skye. Nos alojamos en un Bed & Breakfast absolutamente maravilloso. Se llama The Old Croft House, en plena isla de Skye. En realidad es solo el anexo con la habitacioncita y lavabo que veis en las fotos, con puerta independiente (con total intimidad) y la pequeña zona de terracita particular. Llevado por una familia maravillosa, que vive en la casa; más bien por la madre, Sam.

Mirad la carta del desayuno (en inglés), y las maravillas que nos traían, todo casero, las galletas, muffins… hasta el pan! Y encima barato (creo que nos costó a 60 euros la noche -30 por cabeza- en pleno agosto!

La cuestión es que es vegetariano con opción vegana. Nosotros comimos huevos, y leche, pero en el menú indicaban que eran recogidos de “loved cow and chicken”, ya que son animales que viven con una mujer que los cuida como mascotas. Se podían ir a ver y todo, porque era la vecina jeje.

En las fotos, entre otras cosas, podréis ver un visitante inesperado que tuvimos una velada (el gatito de la familia, que «se escapó» para saludarnos jeje), dos tipos de desayunos (repito: todo casero, del huerto…), las magdalenas y las galletitas «extra» que nos esperaban al volver de un día de paseo, gentileza de Samantha, y el huertecito que cuidaban y que les abastecía de tomatitos, fruta… para consumo propio y para los desayunos y meriendas”

Si quieres más info, a continuación puedes encontrar la página web del B&B. Una vez más…muchas gracias Ana!!

 http://www.vegetarianskye.co.uk/Joomla/index.php

30/08/2011

Un pensamiento en “Consejos de viajeros: B&b vegetariano en la isla de Skye

  1. AnaKrups

    La verdad es que estuvimos muy bien allí, tanto por el entorno como por la comida, el trato… Quisiera añadir que Sam me comentó que la leche procedía de vacas de vecinos de los alrededores, dependiendo de los partos del momento. Es decir, no se hacía parir cada dos meses a unas vacas explotadas, sino que Sam iba de vecino en vecino para encontrar a la vaca a la que le tocaba dar de mamar… Al fin y al cabo, necesitaba poca leche para hacer las galletitas y magdalenas del huésped que tuviera en la habitación. Encantador 🙂

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *